martes, 20 de julio de 2010

AGUA EMBOTELLADA, SU EFECTO EN EL MEDIO AMBIENTE Y ALGUNAS CONSECUENCIAS DEL USO DE PLÁSTICOS EN LA ALIMENTACIÓN

El vídeo nos señala eI derroche medioambiental y económico que supone el agua embotellada en botellas de plástico.
Pero esto no queda ahí: Investigadores del Peninsula Medical School de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, han demostrado que el bisfenol, un componente químico de los plásticos, si se presenta en dosis altas en el cuerpo humano está altamente relacionado con el riesgo de sufrir diabetes, enfermedades cardiovasculares o problemas hepáticos.


Al reservar mesa en un restaurante caro de Madrid, el camarero apunta: "Aquí servimos el agua en jarra". Ah, bien. ¿Y cual es el problema? "Bueno, muchos clientes creen que la del grifo es... de pobres". Ah, he ahí un dato sociológico para entender el boom del consumo de agua embotellada en España que ha aumentado un 67% en la última década. ¿Es que el agua de Madrid, o de España en general, es mala? ¿O estamos ante otra moda exótica y chic propia de tiempos de potentados?




No sabemos lo suficiente como para decir si estos niveles de BPA son perjudiciales. Sin embargo, estudios recientes indican que los niveles actuales de exposición a BPA en la infancia pueden tener consecuencias de salud a largo plazo.


Añadimos aquí parte de un documento difundido por la John Hopkins Univerity con carácter divulgativo para desmentir algunas informaciones que se han hecho en su nombre sobre los plásticos y sus posibles efecos cancerígenos. 
A pesar de que desmiente la autoría de ese correo ampliamnte difundido por la red, deja en el aire muchas cuestiones que, al menos, están por determinar científicamente. Además, resulta "anecdótico" que ante cualquier uso del plástico recomiende utilizar el sentido común y buscar alternativas.

Aunque este documento divulgativo trata de calmar a sus lectores, deja abiertas, al menos, muchas dudas al respecto del uso de los plásticos y sobre una rotunda conformación científica a cerca de su inocuidad, por lo que, tal y como recomienda en algún momento, deberíamos hacer uso del sentido común y, en la medida de lo posible, alejar el plástico de los alimentos.


Algunas cosas que podríamos hacer:
  • Comprar recipientes de vidrio.
  • Beber agua del grifo con filtros si se prefiere.
  • Cuando necesitemos adquirirla, demandemos embases de vidrio.
  • Exigir que no envuelvan los productos alimenticios con plásico.
  • Difundir estas ideas y el interesante vídeo "La historia del agua embotellada"   (subtitulado en español al final) y su sitio en twitter, en facebook o su canal de youtube
Q&A: Bisphenol A and Plastics en inglés
Extracto:

La verdad es que el agua del grifo en los Estados Unidos está mucho más regulado y supervisado por la calidad con respecto al agua embotellada


La mayoría de las botellas de agua de un solo uso se venden en Estados Unidos se hacen del plástico BPA-libres, pero algunos envases reutilizables están hechos de plástico que contienen BPA. Dada la opción, un producto ausente de BPA debe ser considerada. Es una buena idea llevar agua con usted para viajes largos en automóvil y actividades como deportes y senderismo. Dado que el suministro de agua es probable que se caliente por el sol en vehículos, debe ser considerados el uso de contenedores libres de BPA .


Los consumidores también deben considerar el medio ambiente al comprar agua embotellada. De un solo uso de botellas de agua hacer una contribución sustancial a nuestros vertederos. De acuerdo con los EE.UU. Agencia de Protección Ambiental, alrededor del 20 por ciento de botellas de agua desechables de plástico se reciclan. También tiene la energía y recursos adicionales para embotellar el agua y enviarla a las tiendas. Por lo tanto, es probablemente "más sabio", para el medio ambiente, beber agua del grifo, que de los recipientes reutilizables.


Sobre el uso de plásticos y la alimentación infantil:
Sabemos que el tiempo de mayor sensibilidad a BPA se produce en el útero (pasa directamente de madre a hijo) y durante la lactancia y primera infancia. Por el momento, las exposiciones más altas se barajan son los infantes que son alimentados con fórmula líquida que ha sido envasado en latas de alimentos con revestimientos epoxi, y sirvió en BPA-conteniendo botellas de policarbonato. También sabemos que las vías metabólicas para la eliminación de BPA no han madurado en los recién nacidos.


Habida cuenta de que la leche materna aporta muchos beneficios nutricionales e inmunológicos, se considera el alimento más adecuado para los lactantes. La Academia Americana de Pediatría recomienda la lactancia materna exclusiva durante aproximadamente los primeros seis meses de vida. La leche materna también tiene niveles mucho más bajos de BPA que todas las formas de la fórmula infantil.


Si la fórmula infantil artificial fuera necesaria, se recomiendan los preparados para lactantes que tengan menores niveles de BPA de la fórmula líquida. Como medida de precaución, las botellas de vidrio o botellas de plástico BPA-libres se pueden utilizar para la alimentación con biberón. Usted debe evitar el uso de botellas de policarbonato que tiene el código de reciclaje "7" en la parte inferior. (El código "7" incluye una serie de otros plásticos, así como policarbonatos.) Si usted hace uso de botellas de plástico después de lavarlos, permita que se enfríe antes de añadir la fórmula.




Sobre los plásticos y los microondas
Los productos químicos pueden ser liberados por los materiales de envases de plástico como los tipos utilizados en algunas comidas para microondas. Lo mismo puede ocurrir con el uso del plástico de policarbonato utensilios para comer.


Sobre los ftalatos:
Los ftalatos o ésteres de ftalato son un grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad). Uno de sus usos más comunes es la conversión del cloruro de polivinilo (PVC) de un plástico duro a otro flexible.
Los ftalatos son contaminantes ambientales que pueden presentar un comportamiento similar a las hormonas, al actuar como disruptores endocrinos en los seres humanos y animales. Si calentamos plásticos, usted puede aumentar la lixiviación de los ftalatos de los recipientes en el agua y los alimentos. Los contenedores etiquetados como "seguros para microondas" debe tener "menos" de lixiviación que otros contenedores de plástico.


Sobre los plásticos y la congelación:
Desmiente el rumor circulante sobre los plásticos y las bajas temperturas, aunque no totalmente.
Los productos químicos no se difunden tan fácilmente en temperaturas frías, lo que limitaría las emisiones química.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada